sábado, 3 de junio de 2017

ANTITOPICANDO - Actuación del taller de escritura en Benicàssim

Ayer celebramos en Benicàssim el final de curso del Taller de escritura creativa de Benicàssim.

Preparamos la actuación con creatividad, ilusión y muchas ganas de pasarlo bien. Fue una tarde entrañable. Leímos nuestros relatos, compartimos escenario con las bailarinas de la danza del vientre, admiramos la pintura de los participantes del taller de dibujo y pintura y reivindicamos la literatura como herramienta para mejorar nuestra alma.

Me sentí feliz de compartir con el público y con mis compañeros: Paco, Alberto, Teresa, Fernanda, Ana, Mabel, Isabel y Luisipoe nuestros relatos.

Yo participé con  Antitopicando, que os dejo a continuación.

Un abrazo y feliz verano!

Antitopicando

Qué feo y aburrido es el tópico por repetitivo. En especial cuando se refiere a cuestiones de identidad, religión, nacionalidad o ideología. No digamos nada cuando apelan al aspecto físico de alguien.

En todos ellos, yo veo siempre el antitópico y soy protagonista de más de uno.

Si considero los tópicos “típicos” aplicables a mi persona, tendría que definirme como cabezón (por ser Zaragozano), introvertido y ordenado (por ser Virgo), inútil para hacer las labores del hogar y / o el cuidado de los niños (por ser hombre), sentir permanentemente la culpa católica (por razones evidentes de religión), disfrutar viendo las carreras de coches en televisión (hombre, de nuevo), horrorizarme si ponen una película sentimental por televisión (el hombre no puede ser sensible) y, de practicar un deporte tendría que ser uno de los siguientes típicos de la masculinidad: Fútbol, ciclismo, boxeo y apurando mucho, y porque está de moda, padel.

Como soy de ciencias se supone que no me debería gustar el mundo del arte, tendría que poder resolver cualquier problema en todo momento y en general debería tener un aspecto descuidado, ser más bien feo, probablemente con gafas, barba de varios días y sin cuidar mi imagen exterior.

Sí, como he dejado entrever soy un defensor acérrimo del Antitópico. Me encantan las personas con identidad propia, que se salen de los convencionalismos, defienden sus ideas y son capaces de criticar y cuestionar lo incriticable e incuestionable.

Es por eso que no creo en Dios aunque me encanta estudiar las religiones y entenderlas, adoro el arte abstracto a pesar de que no puede parametrizarse de ninguna manera, los deportes minoritarios como la gimnasia deportiva, las películas románticas y el punk, a la vez que las convenciones sociales y la buena educación. Definitivamente, no es incompatible.

Y ello es posible relativizando lo que de absoluto tiene el tópico. Así pues, una vez más me reafirmo: lo absoluto no existe. Por ello, ¡“antitopiquemos” todos !

















CURSO DE ESCRITURA CREATIVA BENICÀSSIM             

Lecturas:                                                      2 Junio 2017             

1.- El taller de escritura – Paco                                       
2.- El gran teatro– Alberto                                                           
3.- Sangre y carmín – Teresa                                                       
4.- Antitopicando – Fran                                                             
5.- Les obres de misericòrdia – Fernanda                                   
6.- Llegar a la luna – Ana                                                 
7.- Una historia singular – Mabel                                    
8.- Mi primera vez – Isabel                                                                      
9.- El sueño – Luisipoe                                                                  

EPÍLOGO – Teresa                                                                 


Muchas gracias por escucharnos en silencio