jueves, 17 de agosto de 2017

ESCRITORES SINGULARES-16: MARIANA SÁNCHEZ

Mariana Sánchez es una ESCRITORA SINGULAR. Aunque su producción literaria en nuestro taller ha sido breve, debo decir que fue intensa e interesante, partiendo de situaciones realistas, quizá reales y dotándolas de un giro sorprendente, a veces paradójico e incluso paródico.

Mariana es también una viajera empedernida. Preocupada como se muestra por la educación de los jóvenes, nos muestra un buen ejemplo de lo que puede permitir a éstos mejorar la educación base, abrir la mente a la diversidad y aumentar sin duda ninguna el respeto por otras culturas y otras índoles humanas: viajar.

Cuando nos regala su presencia, nos deleita con su charla, culta, educada, conocedora de aquello sobre lo que opina y que sin duda suponen una base más que sólida para la creación de historias y personajes para sus relatos.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un escrito, más bien una reflexión (quizá no deberíamos llamarlo relato), que refleja esa preocupación de Mariana por la calidad de la educación, por lo torcido que parece el camino de las nuevas generaciones en cuanto a violencia e igualdad de género se refiere.

Es sin duda un tema que debemos tratar todos de forma transversal, hombre, mujeres, jóvenes y adultos. A todos nos concierne luchar por la igualdad y contra la violencia de género y todos debemos “dejar de mirar para otro lado” si la descubrimos cerca, o hacer como que no nos afecta. Mariana, gracias por remover nuestras conciencias, algo tan necesario hoy en día.

Y para que conozcáis un poquito más a esta autora, una breve entrevista a continuación.

VIOLENCIA DE GÉNERO. EL POSO DEL POZO

Han sido muchos los años en que la educación nos ha minado y educado a las mujeres para ser "lo que de nosotras se esperaba". Con la democracia, las mujeres reaccionamos e intentamos hacer valer nuestros derechos, pero lamentablemente nadie tiene la clave para hacer saltar la chispa que consiga hacer volar por los aires esta maldita violencia que está haciendo que cada año mueran muchas mujeres en nuestro país y sufran muchísimas más.
Me gustaría creer que estamos viviendo el maldito poso que queda en el pozo de la educación que recibimos los mayores y que esto se acabase con las generaciones venideras, pero las estadísticas son las que son y las edades y condición social de atacantes y atacadas ahí están.
No puedo ser optimista cuando he visto por la calle en un plazo reducido de tiempo a dos parejas de adolescentes en el que el chico va dándole gritos y algún empujón a su chica. No puedo evitar pensar que éste es un maltratador.
Me paro por un momento a analizarlo y los maltratadores no van pregonándolo por la calle, ellos suelen ser personas de aspecto amable y educado en el que su cobardía solo les permite actuar con violencia ante lo que ellos creen que les pertenece, su chica. El asunto es harto complejo.
¿Cómo podríamos conseguir que ese poso que deja la educación fuera tal, que ninguna mujer se sintiera inferior ante un hombre que pretende mangonearla y maltratarla y sobre todo para que ellas no soportaran en solitario, su desgracia?.

ENTREVISTA SINGULAR 
1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
Es una posibilidad tan remota, que ni siquiera me lo había  planteado hasta ahora.
Me gustaría escribir un best seller que sirviera para inculcarles a muchísima gente joven la afición por la lectura. También para los no jóvenes.

2.- Imagino que como buena escritora que eres serás también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
No tengo momento, a cualquier hora me va bien. En invierno con días de lluvia me gusta desayunar y volver a la cama calentita aún, a leer.

3.- He podido disfrutar en poquitas ocasiones de la originalidad de tus relatos en el taller de escritura de Benicàssim. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
Sobre todo las cuestiones sociales y humanas, me preocupa mucho la evolución de la sociedad y la poca importancia que los políticos le están dando a la educación y de que hasta ahora hayan sido incapaces de crear un pacto de estado para que los profesionales pudieran educar sin tanto cambio de criterio.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Siempre escribo cuando estoy sola, la soledad y el silencio. A la lectura, me gusta acompañarla de música.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
El título, la sinopsis y sobre todo las recomendaciones de los amigos.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Las utilizo bastante para mantenerme informada, también para relacionarme. Mi tablet me acompaña a todas partes, ja ja ja.

7.- ¿Eres escritora de día o de noche?
No tengo hora, cuando se me ocurre y sobre todo me sirve de liberación cuando algún asunto tengo en mente. Me ayuda a ordenar ideas. Escribo muy poco y casi siempre es solo para mí.

8.- Aparte de la literatura qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Me gusta mucho el teatro, siempre voy cuando tengo oportunidad. También el cine y la música clásica y moderna, pero ésta oída a un volumen prudente, sin estridencias.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) ¿Nos recomiendas un libro?
Me viene a la mente "Nada" de Carmen Laforet. Me gustó muchísimo cuando lo leí.

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
Pues no se me ocurre ninguno, quizá podría decir Mary Poppins.

c) ¿Qué género literario te apasiona más?
Sin duda la novela y últimamente me atrae mucho la novela histórica.

d) ¿Eres de radio o de televisión?
Más de radio quizá.

e) ¿Mar o montaña?
Pues me encantan las dos cosas, disfruto más en la montaña. El senderismo en buena compañía es mi pasión. Me sigo emocionando al caminar por una cresta entre dos valles o ante unas vistas espectaculares.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
Pues ha sido muy reciente, me comentaban unos amigos las colas que se hacen para llegar a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe tras el rodaje y la emisión de la Séptima temporada de Juego de Tronos. Fuimos hace dos años y había poquísima gente.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular
Me gusta mucho Jorge Drexler y si tengo que elegir una canción pues la titulada "Todo se transforma".

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
A veces me sirve simplemente un desayuno casero en familia y con tertulia agradable. Disfruto muchísimo también viajando.

lunes, 14 de agosto de 2017

PREFIERO


Prefiero el principio al final
Prefiero lo relativo a lo absoluto
Prefiero lo cotidiano a lo excepcional
Prefiero lo diferente a lo habitual

Prefiero el arte abstracto al figurativo
Prefiero la imaginación a la cerrazón
Prefiero la prosa a la poesía
Prefiero la música al silencio

Prefiero amar a ser amado
Prefiero criticar a que me critiquen
Prefiero ser barbado a ser imberbe
Prefiero la talla 42 a la 44

Prefiero Europa a América
Prefiero Londres a cualquier otra ciudad
Prefiero el Mediterráneo
Prefiero la primavera al invierno

Prefiero los guisos de cuchara
Prefiero los desayunos en familia
Prefiero el cava rosado
Prefiero el vinho verde

Prefiero madrugar a trasnochar
Prefiero pensar a hablar
Prefiero mirar a ser mirado

Prefiero comenzar a terminar.

domingo, 13 de agosto de 2017

La huella de una carta - Mi crónica de lectura

Terminé ayer de leer La huella de una carta, fantástica novela en la que Rosario Raro nos sumerge en la España de posguerra, en la etapa del franquismo en que las convenciones sociales lo eran casi todo. La España en la que el consultorio sentimental de Elena Francis triunfaba por pueblos y aldeas así como en las grandes ciudades, y la España en la que la mujer normalmente estaba dedicada a “sus quehaceres”.

Es difícil escribir una crónica objetiva de lectura de La huella de una carta, porque tengo tanto cariño y admiración por su autora, Rosario Raro, con quien trabajé durante un año largo la que fue mi primera novela

¿Cómo pudiste hacerme esto a mí? 

y con la que aprendí tanto sobre escritura, que la amistad pesa mucho en la emisión de una opinión sobre la suya.

Sin embargo, en esta ocasión también, como con Volver a Canfranc, Rosario me lo ha puesto fácil porque mi opinión sería igual de buena si no la conociese de nada.

Y es que ya desde el principio los ojos multicolor de la belleza que conforma la portada te invita a descubrir si pertenecen a su protagonista, Nuria Somport. De ser así, todavía aumentaría más mi admiración por ella, por su valentía, por su lucha por aquello en lo que cree justo, en encontrarse a sí misma, en no contentarse con el mundo que se le había pre asignado como mujer en esa España masculina y gris. Nuria es, sin duda el alma de esta novela. Aunque a veces nos pueda parecer un poco naif descubriremos que su carácter, su determinación, van mucho más allá de lo que podamos creer.

Y desde muy temprano nos sumergimos en su vida, en su cotidianidad, con sus hijos, su quehacer diario y podemos hasta ver cómo siente, lo que anhela, cómo es su vida y cómo le gustaría que fuera. Y esa facilidad con la que te sumerge la novela en su historia es justamente la que te impide salir de ella. Yo tuve que obligarme a dosificar su lectura, para disfrutarla durante más días, pues de no haberlo hecho la habría comenzado y terminado el mismo día.

Me encanta que, así como normalmente el héroe tiene a su chica que lo arropa, en esta novela es al contrario. Para mí, Nuria es la heroína y, por supuesto tiene también a su chico que la ayudará siempre y la amará.

La historia que descubre e investiga Nuria Somport es tremenda, real, terrible y maliciosamente silenciada en la España que hemos vivido y que vivimos. Y es que el control y poder de la industria farmacéutica es, en mi opinión, mucho mayor que el de otros poderes fácticos, como la banca o la energía, y, aunque en la sombra, estoy seguro de que tarde o temprano saldrá a la luz como la verdadera controladora de muchos intereses del mundo moderno.

Rosario tiene la virtud de tejer una trama novelística en torno a esa tragedia en la que no faltan la intriga, la pasión, el retrato milimétrico de una época concreta de España y de la forma de vida que había entonces. Además, la narración y los numerosos diálogos, así como las cartas enviadas al consultorio y que Rosario reproduce (seguramente creación suya, pero bien podrían ser tan reales como las que se leyeron durante años y años) dan muchísima agilidad a la novela y eso la hace para mi gusto como lector aún más interesante.

Resulta fascinante la variedad de temas que esas cartas contenían, algunos inverosímiles y absurdos, otros de auténtica tragedia, pero sin duda eran un reflejo de la sociedad del momento. Y aún más sorprendente (por no decir espeluznante) eran algunas de las respuestas que se hacían llegar a sus remitentes.

La novela te conduce por una investigación que, a la par, te invita a llevarla a cabo en el mundo real, en las publicaciones sobre la Talidomida y la difícil vida que sus afectados tuvieron y siguen teniendo.

Creo que la novela está resuelta con maestría, en un final que está muy a la altura de las expectativas que Rosario ha ido creando a través del avance de Nuria Somport y Boro Navascués en esta dura y oscura historia.


Una lectura que recomiendo para este verano porque entretiene, acompaña, indigna, apasiona y sobre todo, no te dejará indiferente.

sábado, 12 de agosto de 2017

ESCRITORES SINGULARES-15: ISABEL GARRIDO

Isabel Garrido es una ESCRITORA SINGULAR. Defensora y militante del feminismo más transversal, más a la totalidad de todo lo que acomete. Es una luchadora por visibilizar tantas y tantas mujeres que destacaron y fueron silenciadas, que sorprenden por la obra que llevaron a cabo y que tan a gusto descubrimos con sus posts, y comentarios.

Es sorprendente, además que esa defensa de la mujer la haga a través de un carácter tranquilo, alejada del arquetipo de feminista de primera fila política al que podamos estar acostumbrados.
Así que Isabel tiene esa urdimbre de las pequeñas cosas que tejen un carácter calmo pero sostenible y seguro, de las que acompañan una vida, sin quiebros ni altibajos. Así lo refleja al menos en sus conversaciones con el grupo de escritores del que formamos parte, participando siempre, pero siempre con una extrema educación y buen gusto.

Su conversación tranquila, su tono lineal, tan agradable, nos revela una riqueza cultural enorme, que como ya os anticipo, nos anuncia en su entrevista que la nutre y le mejora la vida.

Isabel hace eclosionar toda su cultura artística como pintora. Realiza sus pinturas desde hace tiempo y espero que en breve podamos asistir a su exposición que también nos anuncia más adelante. Será estupendo descubrir que su sensibilidad para escribir relatos queda eclipsada por su enorme talento como pintora de lienzos.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un relato atípico. No sabría si calificarlo como surrealista, absurdo, infantil o loco, pero que te hace resituarte en tu asiento una vez lo has leído.

Y para que conozcáis un poquito más a esta autora zamorana afincada en Benicàssim, una breve entrevista a continuación de su relato Estaciones.

ESTACIONES

—Perdone, ¿es usted mi padre?
— ¿Cómo? ¿Está usted hablando conmigo?
—SÍ, con usted, es Manuel...
—Manuel es mi nombre, aunque me llaman Manolo.
—Lo sé.
—Disculpe, pero tengo prisa.
—No, no lo disculpo, llevo mucho tiempo buscándolo.
— ¿Se puede saber quién es usted? No la conozco de nada.
—Soy Ángela, una niña a la que abandonó hace treinta años.
—Treinta años es mucho tiempo.
—SÍ, mucho tiempo sin saber quién era mi padre.
—Está dando por hecho que yo lo sea, y yo no tengo hijas. Le repito que tengo prisa...
— ¿Tampoco conoce a Carmen? ¿Carmen Rupérez?
—No.
—De Valladolid, aunque en aquella época vivía en Madrid...
—Yo soy de Asturias y le vuelvo a decir que no la conozco.
—Pero viaja usted mucho... y en uno de esos viajes...
—No es cierto que viaje mucho.
—Pero esa maleta...
—Mire, señorita, me está molestando, lo siento pero me tengo que marchar.

Ángela se quedó triste, pensativa... le pidió otra infusión a la camarera. Miró a su alrededor, se fijó en un hombre que estaba sentado leyendo el periódico. Parecía buena persona, llevaba unos vaqueros y un polo negro, informal pero elegante. Tendría unos cincuenta y cinco años... se levantó y se acercó a él.

—Perdone, ¿es usted mi padre?

ENTREVISTA SINGULAR

1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
Escribiría una novela que tratase sobre la historia de mujeres luchadoras, tanto si es un ama de casa que saca adelante a su familia con mucho esfuerzo y sin que se valore su trabajo, como si es una alta ejecutiva en una multinacional llena de hombres donde tiene que demostrar cada hora lo fantástica que es. Siempre con humor y un poco de ironía.

2.- Imagino que como buena escritora que eres serás también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
Sobre todo por la tarde y cuando viajo. También me gusta ir a la biblioteca y leer allí mientras encuentro algún libro para llevar. 

3.- He podido disfrutar de la gran cercanía y originalidad de tus relatos en el taller de escritura de Benicàssim. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
Suelo escribir de día. Voy apuntando cosas que se me ocurren o frases que me llaman la atención para empezar un relato. Casi siempre escribo por impulso.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Normalmente me acompaña el silencio. Me distraigo con facilidad.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Me llama la atención el titulo, la portada, las ilustraciones. Pero sobre todo la historia. Todo esto cambia si voy a por una autora o un autor en concreto, pero me gusta que se trabajen esos detalles. 

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Solo utilizo Fb y me parece muy interesante. Trato de hacerlo como algo instructivo y reivindicativo y para dar a conocer mi obra. He conocido a gente con la que de otra manera no podría contactar y entrar en páginas y debates muy enriquecedores.

7.- ¿Eres escritora de día o de noche?
Casi siempre de día, si se me ocurre algo por la noche lo apunto para que no se me olvide.

8.- Aparte de la literatura sé que eres pintora. Me gustaría preguntarte qué estilos te gustan más y cuáles desarrollas tú misma. ¿Podremos pronto ver tu obra? ¿Tienes algo en preparación? Y también, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Me gustan muchos estilos, sobre todo arte moderno y abstracto, pero al final siempre me quedo con el impresionismo y con Van Gogh. Tanto por su trabajo como por la historia de su vida. Y entre las mujeres Morisot, por ejemplo, pero hay muchas aunque no salen en los libros. 
Casi todo lo que pinto está relacionado con la naturaleza, también tengo retratos, acuarelas y últimamente experimento con el abstracto. Tengo pendiente la próxima exposición de Ni diva Ni invisible con Jerónimo Uribe, mi profesor. Y a nivel personal estoy preparando algo que ya iré comentando sobre pintura y fotografía.
En cuanto a qué otras artes me gustan... ¡Todas! La música es lo mejor que hay, desde María Callas a Marlango por poner un ejemplo. El cine me entusiasma siempre que no sea machista, que ya es difícil, el baile, el teatro y me gusta mucho la fotografía.
Y me preguntas porqué, pues creo que sin el arte no se puede vivir, es el mejor alimento para el alma y nos ayuda a ser mejores personas que es de lo que se trata, no? 

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas
a) ¿Nos recomiendas un libro?
Cualquiera que hable sobre historias de mujeres viajeras y aventureras, como alguno de Cristina Morató. Y poesía mucha poesía. 

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
Con mujeres sobre todo, personajes que parecen cotidianos pero que tienen una gran historia detrás.

c) ¿Qué género literario te apasiona más?
El narrativo. La novela, relatos cortos, cuentos.

d) ¿Eres de radio o de televisión?
Radio, sobre todo para escuchar música.

e) ¿Mar o montaña? Lo siento.
Es difícil elegir porque en Castellón tenemos las dos cosas. Se llama de la plana pero es una de las regiones con más montaña y con pueblos preciosos. Pero el mar tiene algo especial. 

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
Pues esta entrevista por ejemplo, no me la esperaba

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular
Don't get me wrong. Chrissie Hynde, Pretenders. Desde la primera vez que la oí me encantó y cuando supe su significado más todavía. Y en español Insurrección, El último de la fila, Manolo García es un poeta (además de pintor). 

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
Una sobremesa divertida con gente a la que quieres a tu alrededor. 

11.- Pregunta extra para una zamorana: ¿Qué te trajo a vivir por tierras benicenses y qué destacarías de Benicàssim como tierra de acogida?
Digamos que vine por temas de trabajo. Benicàssim ha resultado ser un lugar lleno de música y contrastes lo cual va mucho conmigo. Dónde me he encontrado con gente de muchas culturas. Una de mis mejores amigas es de origen inglés, otra francesa, otra de Sarajevo, otro venezolano, gallego, de México y hasta alguno de Zaragoza... Y por supuesto amigas y amigos de esta tierra que es estupenda y que hacen unas paellas inmejorables. O sea que viva la multiculturalidad. 



lunes, 7 de agosto de 2017

Amor indivisible

La cotidianidad, lejos de apagar la llama de la pasión de juventud, hizo su unión aún más fuerte con el paso de los años. No tuvieron hijos y, quizá por ello, se habían entregado por completo el uno al otro.

Ella se había criado en un pequeño pueblo del sur de Aragón, en una familia humilde. Su vida estaba dedicada al trabajo de profesora en su pequeña escuela, donde enseñaba a 12 niños de distintas edades. El único momento del año en que se escapaba a Zaragoza era durante las fiestas del Pilar para disfrutar de su gran pasión: El Teatro.

Él, por el contrario, provenía de una familia acomodada de la capital, donde la vida cultural a principios de los años 30 le había proporcionado un círculo nutrido de relaciones que le habían convertido en un escritor muy renombrado.

Cuando se conocieron, hubo algo que de inmediato los unió. No más de 5 segundos, una sola mirada, y ambos supieron que sus almas estarían entrelazadas eternamente.

Todo sucedió a la salida de una función del Teatro Principal. La Lorquiana “Bodas de Sangre” fue un rotundo éxito. La tristeza del final y los 40 minutos de aplausos posteriores hicieron saltar las lágrimas de Marina.

Estaba sentada en la tercera fila, y a pesar del aforo completo, él las pudo ver desde el palco en el que se hallaba sentado. Cuando ella fue consciente de su llanto, intentó pararlo y al mirar en derredor, sus ojos se toparon con los de Juan y su irresistible sonrisa.

Marina no imaginó que aquella mirada significase más que una de tantas otras que se cruzan durante nuestras vidas. Sin embargo, a la salida del teatro la estaba esperando.

Después de aquella noche ya nunca se separaron. Marina volvió a su pueblo, sí, cuando terminó su semana en Zaragoza y Juan continuó escribiendo en el periódico pero estuvieron en contacto mediante cartas que intercambiaban diariamente.

Al llegar la Navidad de 1933, Juan visitó a los padres de Marina y en la misma fecha les pidió la mano de su hija. Los esponsales se celebraron en la iglesia mayor en Marzo, por San José. Fue una fiesta llena de colorido y felicidad. El colofón final, por deseo expreso de los dos novios, fue la representación de una obra teatral en la plaza mayor, donde habían habilitado un pequeño escenario.

Este pequeño acto supuso el comienzo de una tradición que después se mantendría en el pueblo, incluso en los años de la guerra civil, hasta hoy. Cada 19 de Marzo la representación de una obra de un dramaturgo español.

Este año también. Dentro de unos minutos comenzará la función. La representa una compañía de 25 actores. Hay una gran escenografía. Marina y Juan tienen butaca preferencial y es allí donde están ya sentados. Marina contempla los ojos de su marido y es consciente de que Juan no está con ella. La enfermedad ha hecho que su mente se empeñe en viajar más allá del conocimiento mientras su cuerpo sigue anclado a la mutua realidad de la pareja.


Y en ese momento, justo antes de abrir el telón, mientras Marina coge la mano de Juan entre las suyas, el viento del norte le acerca el recuerdo de aquella noche de San José, hace 60 años, en la que supo que sería la primera de un amor indivisible.

viernes, 4 de agosto de 2017

ESCRITORES SINGULARES-14: ALBERTO PÉREZ

Alberto Pérez es un ESCRITOR SINGULAR. Aunque nos conocimos en el Taller de escritura creativa de Benicàssim, en su faceta de escritor, Alberto es también músico, compositor y cantante del grupo The Cutting Fingers.

Alberto es una pequeña caja de sorpresas, al menos para los que no lo conocemos tanto como sus allegados. Parece una persona tímida, quizá reservada con sus opiniones y pareciera que tiende a evitar el conflicto o la discusión. Ello contrasta con su enorme voz, poderosa, enigmática y radiofónica que nos hace derretirnos cuando nos lee sus relatos. Si ya su narrativa está repleta de sensualidad y contraste, con pinceladas de realidad, cotidianidad e hiperrealismo, la escucha de sus letras, a través de su voz resulta paradigmática y demoledora. Te atrapa la melodía de su historia a través de notas graves y suaves que contraponen un continuo contraste super atractivo.

Pero Alberto todavía ofrece más aristas. Esa voz, que para mí es clave en su personalidad, se torna aguda y extendida cuando canta, como si su personalidad se desdoblase y apareciese un animal escénico desgarrando su guitarra y otorgando a la banda The Cutting Fingers un poderío musical digno de cualquiera de las bandas que nacieron en los albores de los noventa con la aparición del grunge.

A continuación comparto con todos vosotros, lectores, un relato pequeñito, precioso, tierno, como son los libros de poesía a los que él adora y con la que espero muy pronto nos deleite. Leedlo, merece mucho la pena por su sencillez y dulzura.


Y para que conozcáis un poquito más a su autor, una breve entrevista a continuación así como el link a los contenidos de su banda, cuyo primer disco, titulado Manchester Crows, os recomiendo comprar y escuchar, en especial el tema Mr. Right (mi favorito) porque es impresionante.


LA DIÁSPORA DEL LIBRO DE POESÍA

Había una vez un libro de poemas que quiso alcanzar la seguridad de una estantería. Esta nunca le dejó: tenía restricciones, políticas vetustas sobre qué es literatura, órdenes superiores que cumplir de alguien que dice llamarse “libre mercado”.
El libro buscó la manera de zafar todos esos obstáculos, incluso recitó algunos de sus poemas que trataban de guerras y de hambrunas, de amores rotos e hijos desdichados. Pidió ayuda a otras estanterías. Todas tenían el cupo completo de poesía: sólo puede haber uno por cada mil libros.
Así, aquel poemario abandonado a su suerte, acabó naufragando en las costas de las cajas del desván, presa del polvo y del resquemor del literato.

ENTREVISTA SINGULAR

1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla?
Me encantan las historias corrientes con trasfondo metafísico, que te hacen pensar y descubrir que hay detrás de los personajes, más allá de lo que estás leyendo. Si algún día tuviera esa opción, trabajaría algún tema con esas características, que mezcle ficción y realidad, que denuncie alguna injusticia social, pero siempre con sencillez.

2.- Imagino que como buen escritorque eres serás también un gran lector, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
Aunque los adjetivos se me hacen un poco grandes, leo cuando puedo, normalmente de tarde o de noche, pero cuando estoy de vacaciones me gusta leer por la mañana con una buena taza de café con leche.

3.- He podido disfrutar de la gran fuerza, sensualidad y originalidad de tus relatos en el taller de escritura de Benicàssim. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
Hay historias que te persiguen, que llevan contigo algún tiempo, pero a veces la inspiración acaba viniendo mientras leo, mientras charlo con amigos, cuando voy al supermercado a comprar o, incluso, cuando estoy escribiendo. Me inspira lo más cercano, en la cotidianidad hay historias que deben ser contadas. Pero para encontrarlas hay que trabajar, pensar, leer, escribir. Como dijo Pablo Picasso, “cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”. El folio en blanco nunca es un problema, la mente inactiva sí.

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
A la hora de leer me acompaña un marca páginas, la luz de una lámpara y la idea de que el tiempo continuará cuando cierre el libro. Cuando escribo tengo a mi lado una libreta de apuntes, no muy lejos el diccionario, el ordenador y una adicción: dejarme embelesar por las palabras.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
Suelo escuchar opiniones, a veces leo alguna reseña, pero me dejo llevar bastante. Cualquier libro es una experiencia que merece ser vivida.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Utilizo Facebook a nivel personal y a nivel profesional redes como LinkedIn. Consulto las redes para conocer opiniones, estar en contacto con amigos y poco más.

7.- ¿Eres escritor de día o de noche?
Siempre la noche me ha inspirado más que el día, mi mente está un poco más creativa.

8.- Aparte de escritor, eres músico y cantante del grupo THE CUTTING FINGERS. He podido disfrutar del fantástico disco Manchester Crows y de vuestro brutal directo, y me gustaría preguntarte si el proceso de composición de la letra de una canción es similar al de un relato.
¿Podrías contarnos qué estilos musicales te gustan más y cuáles te han influenciado como músico? Y también, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
Muchas gracias por tu opinión sobre el disco y la banda. Tal vez hay cierto parecido entre la composición y la escritura. Necesitas un background, una base sobre la que escribir, la música en el primer caso, y la historia o argumento en el segundo. Y luego añades las palabras, la letra, ajustándolas a ese background. No obstante, para la composición creo que la música es más importante y que en la escritura del relato importa más cómo lo cuentas. Lo bueno de la composición es que se trata de un trabajo en equipo y que perfilamos entre los miembros de The Cutting Fingers, lo que resulta más enriquecedor para la canción. Escribir un relato es un trabajo solitario.
Respecto a los gustos musicales, tengo que reconocer que me ha influido mucho mi hermano mayor en que hoy me guste el rock. Si bien he crecido con estilos más “duros”, hoy no le suelo hacer ascos a casi nada (me gusta conocer nuevos grupos y nuevas formas de entender la música). Aun así, me seducen los grupos de rock de los 90. Todavía recuerdo ver con mi hermano en televisión los directos “unplugged” de Nirvana en la MTV. Me encantan Pearl Jam y Foo Fighters. Además escucho mucha música folk americana, desde Bob Dylan, JimCroce o James Taylor, hasta FleetFoxes, Band of Horses o Iron and Wine.

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) ¿Nos recomiendas un libro?¿Y un disco actual?
Como libro, “Las correcciones” de Jonathan Frazen. Y, aunque tiene ya unos años, un disco que he desgastado bastante es “El Camino” de The Black Keys.

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti. ¿Y un cantante?
Es inspiradora la figura de Ulises en la Odisea, Sherlock Holmes de Connan Doyle o cualquier personaje de Julio Verne, pero un personaje que ha colonizado mis ideas es Ardid, la niña sureña de Olvidado Rey Gudú de Ana María Matute. Entre los cantantes, me gusta la música y la voz de The Tallest Man On Earth. Aunque lo que realmente me inspira es la gente que hay en mi vida.

c) ¿Qué género literario te apasiona más? ¿Y musical?
La ciencia ficción al estilo “Un mundo feliz” de Aldous Huxley me atrae bastante y, ya sabes, el rock me inyecta energía.

d) ¿Eres de radio o de televisión?
Radio en coche. Televisión para una buena película o una buena serie.

e) ¿Mar o montaña?
Y si tienes mar y montaña a la vez como en Benicassim, ¿tengo que elegir uno?

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
Me ha sorprendido gratamente el buen rollo del grupo de compañeros y compañeras del Taller de Escritura Creativa de Benicàssim. Aunque vengo del extrarradio, me han acogido como uno más y estoy enamorado de tod@s ell@s.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular
“Below my feet” de Mumford and Sons, me recuerda un momento especial con la persona con la que comparto, entre otras cosas, el desayuno y el tiempo. No obstante, hay muchísimas canciones en mi vida, tantas como singularidades en el espacio-tiempo.

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
Son las once menos cuarto; ya lo has hecho todo. Has comido, has reído, has bailado lo poco que has sabido mover los pies. Todos los preparativos quedan atrás ahogándose entre el festín y el jolgorio. Puede que fundamentalmente tu vida no cambie. Pero cuando toquen las campanadas para el año nuevo, sentirás un hormigueo por la espalda mientras te preguntas: ¿qué me deparará este nuevo momento? Es un regalo, una esperanza de empezar algo nuevo, nuevos proyectos, nuevas ilusiones. Y aunque, realmente,nada cambie tu vida, ese momento es tan próximo a la felicidad como un beso o una caricia. 

martes, 1 de agosto de 2017

Un espía en la trinchera (Kim Philby en la Guerra Civil española) – Mi crónica de lectura

Llegué a este libro a través de la escucha de una entrevista a su autor. Regresaba yo de Barcelona conduciendo hacia casa y me atrapó enseguida la historia que Enrique Bocanegra estaba contando en la radio a su entrevistador. Tanto me fascinó que aunque llegué pasada la media noche, no pude esperar al día siguiente y me compré el libro de inmediato en una tienda online, convencido de que si la escritura se la daba tan bien como la palabra, habría escrito un libro redondo. Así fue.
He tenido además la fortuna de leerlo durante mi último viaje a Rusia y ha resultado muy estimulante adentrarme en la historia de Kim Philby mientras deambulaba yo por el metro de Moscú, mi hotel de Nizhni Novgorod, las calles de San Petersburgo o los parques de Rostov.

Mi primer interés por el libro vino de la mano de mi desconocimiento (y he podido darme cuenta después de leerlo y de investigar más sobre él que es un desconocimiento generalizado en España) de esta figura, uno de los más importantes espías de la KGB del siglo XX que recibió el encargo, nada más llegar a España, en plena Guerra Civil de asesinar a Franco. Solo con este mimbre, el interés en su lectura estaba asegurado.

Enrique elabora con maestría una trama literaria de enorme profundidad sobre la vida de Kim Philby desde su pertenencia al círculo de Cambridge a principios de los años treinta, donde nació su defensa del comunismo, hasta su muerte en Moscú en 1988. Pero es especialmente interesante su trayectoria en España, su dedicación como presunto periodista de The Times y su acercamiento al régimen de Franco.

Toda la peripecia que Kim Philby vivió aquí, antes, durante y después de la Guerra Civil queda magníficamente descrita por Enrique que, con su habilidad narrativa y una rigurosa labor de documentación, elabora un texto que atrapa. Más interesante si cabe resultó para mí conocer la enorme y fértil red de espías y contraespías que la KGB estableció en toda Europa, sus relaciones, sus traiciones, a veces internas y sus procedimientos. Conocer cómo esos tentáculos llegaron hasta cualquiera de los países que imaginemos, y hasta los más altos niveles de las diversas jerarquías. Es fascinante leer cómo algunos de ellos, colocados estratégicamente en cada país podían generar verdaderos vaivenes en la política internacional, y todo desde el más absoluto anonimato.

Mi pasión por la lectura de este libro explosionó en las páginas 234 y 270 donde aparece mi pueblo natal, Belchite, malogradamente famoso por su batalla durante la Guerra Civil.

He intentado imaginar cómo era Kim Philby, el auténtico, no el agente, ni el espía doble, ni el supuesto reportero, ni el hijo de un notable del imperio británico en Oriente medio. Cómo sentía él, como hombre joven, teniendo que renunciar a su primer amor por su dedicación a la causa, si pasaba miedo cuando abordó la Guerra Civil, si pensó en alguna ocasión en abandonar, y tener una vida tranquila, o si por el contrario era justamente esa vida de no parar, de estar hoy en España, mañana en Moscú y pasado en Londres la que le daba la adrenalina necesaria para tener una vida.

Dijo Enrique Bocanegra en la entrevista que Kim Philby era atractivo y que fácilmente entraba al sexo contrario y solía tener éxito. Y estoy seguro, tras leer el libro, que ese atractivo, físico pero seguramente personal arrollaba en cualquier situación allí donde iba, y a lo que se dedicara. No puede explicarse de otro modo que llegase a ser condecorado por Franco, alcanzase un alto cargo en el MI6 del servicio secreto británico y fuese enterrado con honores en Moscú pocos años antes de la disolución de la Unión Soviética.

Sin duda la suya fue una vida llena de pasión, dolor, amor y sacrificio, pero en ningún caso aburrida y su lectura conseguirá que la de vosotros, lectores, tampoco lo sea.