viernes, 22 de septiembre de 2017

ESCRITORES SINGULARES-20: JUANA AUCEJO


Juana Aucejo es una ESCRITORA SINGULAR. En sus relatos, que he podido disfrutar en el curso de escritura online Sanscliché impartido por Rosario Raro, nos deleita con la frescura de sus historias cortas, o con la magia de los cuentos que su imaginación crea, como el que publicamos tras su entrevista, con la ternura de las historias más amorosas o la vertiginosidad de las tramas más actuales y cotidianas. Todos los géneros son bien tratados por la prosa de Juana que no escatima en generosidad adjetiva, complementariedades de lugar y tiempo para enriquecer sus frases construidas con genuina simplicidad y perfección.

Es, en definitiva, la prosa que todos queremos leer, a la que apetece dedicar tu tiempo libre, ese que tanto valor tiene, la escritura que tan bien nos hace sentir, en momentos tranquilos de cotidianidad casera.

Juana ha sido una participante fiel del taller, que nunca ha fallado en su creación semanal y con la que he compartido muchas veces dossier, a veces solo nosotros dos. Eso la hace para mí muy especial.

Tiene unos cuantos relatos publicados en antologías y libros colectivos que os recomiendo a todos. En especial, el relato que a continuación comparto, lectores, un cuento precioso, entrañable y cómo no, metafórico que nos puede transportar al mundo de los sueños, a demostrarnos que todo aquello que queremos conseguir, podemos conseguirlo si nos lo proponemos con suficiente tesón.
Por favor, leedlo, es conmovedor.

Y para que conozcáis un poquito más a su autora, una breve entrevista a continuación.

AZULES

El pajarillo, al que la pequeña intentaba tranquilizar arrullándolo, revoloteaba inquieto en la jaula sobre sus rodillas buscando una salida.

Era una apacible tarde tinerfeña, en la que el color azul del cielo, que aún no había empezado a tomar los colores dorados del atardecer, se confundía en el horizonte con el del mar y llegaban ráfagas perfumadas de la exuberante vegetación del valle de Masca, donde los Montes de Teno.

Hace muchos, muchos años –escuchó la voz de su abuela que se había sentado cerca de ella y adivinando el principio de una de sus historias, se acurrucó a sus pies– un pececillo recién nacido, casi un alevín, nadó y nadó atraído por la brillante luz que veía encima de él. Cuando por fin consiguió llegar hasta ella se asustó al sacar la cabeza fuera del agua y más cuando a lo lejos vio a nuestro Padre Teide, tan grande y casi azul como el cielo.

Una fuerza irresistible le hizo nadar hacía él pero al llegar a la orilla descubrió que no podía ir sobre la arena ni respirar fuera del agua. Lo siguió intentando de forma incansable dando brincos, cayendo sobre la arena de la que era rescatado una y otra vez por las olas. Desde lo alto, el Teide, enternecido, sintió compasión de él y poco a poco fue transformándolo. Sus escamas se hicieron más duras, su cola se alargó y pudo caminar y respirar fuera del agua. Se había convertido en un lagarto. Feliz, reptó hacía el volcán atravesando bosques y barrancos, trepando escarpadas montañas, siempre con la vista puesta en el gigante que tanto le atraía y que cambiaba de color, algunas veces era azul, otras gris o estaba cubierto con un manto blanco que le obligaba a él a esconderse debajo de las piedras para guarecerse del frío y continuar cuando se lo quitaba. Así llegó a sus pies y comenzó a subir la ladera. Según subía, la tierra se volvía más oscura y el verde de las plantas desaparecía. Estaba ya muy alto y había pasado mucho tiempo desde que salió del mar. Se paró y miró hacia la playa donde comenzó su viaje. Qué hermoso se veía todo allá abajo. Sintió una punzada de nostalgia. Estaba cansado para subir más y no tenía fuerzas para deshacer el camino, además, no podía volver a vivir en el mar, ya no era un pez. Nuevamente el Padre Teide se compadeció de él y sus escamas se convirtieron en plumas y sus antiguas aletas en alas y pudo volar para bajar hasta el mar y subir a lo más alto de los  pinos; él es nuestro pinzón azul.
   

La niña miró en silencio la sonriente cara de la abuela antes de bajar la mirada hacia la jaula donde se debatía el pájaro y abrirle la portezuela. Una saeta azul salió disparada hacia lo alto. 

ENTREVISTA SINGULAR

1.- Si te dieran la posibilidad de publicar una novela con una gran editorial ¿sobre qué tema te gustaría escribirla? Por cierto, ¿te vas a lanzar a la aventura de publicar relatos o novela? ¿Tienes algún proyecto en mente?
Gran, mediana o pequeña editorial, con que cuide lo que publique es más que suficiente para mí. Me siento muy cómoda escribiendo relatos que publico en mi blog o son seleccionados para antologías de concursos en los que  participo. Tal vez en un futuro, pero antes, sí, tengo un proyecto: la publicación de la obra que como albacea me legó mi querido amigo y compañero Daniel Astur Vega cuyo blog http://danielvega-danielasturvega.blogspot.com.es administro.   

2.- Imagino que como buena escritora que eres serás también una gran lectora, ¿en qué momento del día te gusta más leer?
Por la noche, pero gracias al libro electrónico y su facilidad de transporte aprovecho cualquier tiempo muerto como trayectos, esperas o de descanso al aire libre.  

3.- He podido disfrutar de la gran originalidad de tus relatos en varias ediciones del taller de escritura online Sanscliché impartido por Rosario Raro. Cuando escribes, ¿qué temas o situaciones te inspiran? O sea, ¿Cómo te enfrentas al folio en blanco?
Con mucho respeto y temor a que no surja la idea que suele nacer de distintas experiencias.  

4.- ¿Qué te acompaña cuando lees? ¿Y cuando escribes?
Siempre el silencio, si no, me abstraigo de tal manera que no escucho nada.

5.- Hoy en día el número de publicaciones es enorme. Hay tal marasmo de novelas, libros de escritores noveles y ediciones clásicas que es muy difícil filtrar y decidir qué es lo que leemos. En tu caso, ¿qué es lo primero en lo que te fijas para decidir leer un libro?
En el  título y la portada. Si me atrapan, en la sinopsis.

6.- Vivimos en el mundo de la hiperconexión. ¿Utilizas las redes sociales? Cuáles son las que te parecen más interesantes y por qué.
Facebook y Twitter. En ellas encuentro los contactos y las noticias que más me interesan. 

7.- ¿Eres escritora de día o de noche?
Soy escritora del alba, cuando las brumas de los sueños aún están en mi  mente.

8.- Aparte de la literatura, ¿qué otras artes te gustan? Cuéntanos un poquito cuáles y por qué (si es que hay un porqué).
El cine y el teatro porque alimentan mi fantasía y junto con la música me transportan a otros mundos. 

9.- Te pido ahora unas respuestas rápidas

a) ¿Nos recomiendas un libro?
 “La muerte de una heroína roja”, de Qiu Xiaolong y  “Todo bajo el cielo”, de Matilde Asensi,  para conocer un poco al gigante asiático.

b) Un personaje literario que sea inspirador para ti.
La protagonista de “La isla de las tormentas”, de Ken Follet, por su fuerza y determinación.

c) ¿Qué género literario te apasiona más?
El thriller, intriga y la novela histórica.

d) ¿Eres de radio o de televisión?
De radio.

e) ¿Mar o montaña?  
Ambos lugares me gustan, pero soy de mar.

f) La última cosa que te haya sorprendido tanto que todavía la recuerdes.
¿La última? Esta entrevista. Ha sido una grata sorpresa que quedará en mi despensa emocional.

g) Una canción o cantante que tenga para ti un significado singular.
“Mediterráneo”, de Serrat, porque también yo crecí jugando en la arena  de la playa del Cabanyal en Valencia y “Jinetes en la tormenta” , de Jim Morrison, que me conmueve desde la primera vez que la escuché.

10.- Para terminar, me gustaría que definieras una escena lo más cercana posible a tu felicidad.
Celebrar con las personas queridas la finalización con éxito de algún proyecto.