jueves, 3 de mayo de 2018

La mirada de estigia - mi crónica de lectura

Acudí a la lectura de La mirada de Estigia de M Carmen Castillo Peñarrocha con dos grandes curiosidades: la primera, que ya había picado de la serie Castelló Negre con el fantástico Amado Amati , de Vicente Gascó y me había entrado el veneno de leerme toda la serie y la segunda, el hecho de ser mi primera lectura de M. Carmen.

Desde el momento la autora construye una trama clásica de novela negra. Sus protagonistas, muy bien definidos abordan su parte de la trama desde perspectivas curiosas que ayudan a que la lectura sea amena y que enganche. Estigia es diferente, es singular, se podría decir incluso que es rara, y quizá lo es todavía más su compañera, pero es una rareza comprensible. Y su carácter complementa perfectamente con el de la pareja Álvaro / Horacio que desde mi punto de vista enriquecen sobremanera la novela.

M. Carmen nos ofrece una trama de crímenes, dudas, miedos y hasta casi de misterio. Se encuadra perfectamente en la serie Castelló Negre y he disfrutado de la intriga, que se mantiene hasta bien entrada la tercera cuarta parte de la novela en mi último viaje a Iran. Lo devoré en un día, de una atacada, en el viaje de ida entre asientos de avión, aeropuertos y taxis y tan enganchado estuve que incluso cuando llegué al hotel exhausto después de más de quince horas de viaje, continué leyendo para terminarlo.


He hecho un gran descubrimiento con M Carmen. Me parece el tipo de escritora que me seduce con su prosa, con la que me entretengo, aprendo, disfruto y siento y eso es mucho decir, así que mi siguiente asalto está claro: Secretos en alcanfor.